jueves, 14 de noviembre de 2013

La Iglesia de Chépica de Adobe Porfiado




El propósito del proyecto es conservar,
el espíritu de las iglesias tradicionales de adobe,
y no copiar sólo su forma.

Iglesias altas y macizas,
recias como todas las obras de adobe,
con muros altos y largos 
de una textura suave que atrapa el polvo 
y produce contrastes de luces y sombras,
pocas ventanas o huecos,
y un interior silencioso y de luz tamizada
que invita al recogimiento.

La gente de la parroquia de Chépica dijo,
"queremos una iglesia como las que hacían los antiguos".
y los dos santiaguinos -entre ellos David Gallagher-
que se oponían al proyecto porque lo consideraban "rupturista", 
estaban felices, hasta que les aclararon:
"Los antiguos hacían iglesias nuevas".
































La Iglesia se construye con muros y losas de hormigón prefabricado
en paneles que en su interior tienen aislamiento de poliuretano,
cubierta y muros impermeabilizados con Cave 1 pintado
del mismo color rojo de la antigua iglesia,
interior pintado con yeso del  mismo color de la antigua iglesia,
pisos de cemento afinado con producto especial anti polvo y color, etc.

La Iglesia tiene 845 m2, y caben 300 personas sentadas.
La sacristía y una capilla atrás para velar a los muertos.
Las oficinas del párroco, secretaria, archivo parroquial,
3 baños y 3 salas cada una para 36 personas sentadas
suman otros 326 m2
.


Germán del Sol

Arquitecto