viernes, 8 de noviembre de 2013

El Niño que Dibujaba Panteras.



En el museo taller de Brancusi,
reconstruido junto al Pompidou en París,
un grupo de niños negros
dibujaba las esculturas.

Distraído miré sus dibujos.
Igual que nosotros,
casi todos los niños
veían reflejadas en esas esculturas abstractas
la idea que uno se hace de las cosas,
cuando trata de pensar en lo esencial de cada una,
más que en las cosas mismas.

Pero uno de los niños,
veía una pantera y la dibujaba.

Nos sorprendimos mucho.
Y le preguntamos a la profesora,
quien se rió y nos dijo
que ese mismo niño
también había dibujado un pez,
inspirado en otro mármol
delgado y elíptico.

Y pensé, esa es la función del arte:
reflejar a cada cual lo mejor de sí:
las personas y las cosas que le importan.
Incluso lo que no sabe
que es lo esencial de la naturaleza humana.

Ortega y Gasset dice que el paisaje,
es lo que cada uno lleva consigo.
Me atrevo a pensar que el arte
es lo que cada uno lleva consigo.
Creo que Maturana dice que
"uno ve lo que sabe", y despues..
que "uno ve lo que cree".

Si uno ha sido educado a ver panteras, ve panteras.

Enseñar es mostrar.
Si a uno lo enseñan a ver el bien,
no sólo ve lo malo.

Un abrazo

Germán