domingo, 27 de octubre de 2013

El burro y el Caballo.



El burro trota en el aire casi sin tocar el suelo,sin doblar sus patas, camina sobre ruedas.

El jinete sentado de lado
muy atrás en un punto,
con las piernas colgando.

El burro trotando apuradotraza una recta cierta en las posibilidades infinitas del arenal descampado.

No cruza el espacio jugando
como un pájaro con el viento, sino como flecha lanzadahacia un destino humano...

El burro es terco y económico como un Yaris, no tiene la gracia y distinción de un caballo, o la pedantería tonta de un dromedario, el burro es el que da mas kilómetros con menos pasto, es una parte deseable de la pobreza,de no tener mas de lo que se necesita, para no depender demasiado de nada que uno no este dispuesto a perder...

Pero no te hagas ilusión por eso de que toda pobreza si no ha sido elegida en si misma es buena; una cosa es la pobreza del nómada que elige para llevar en su camello solo lo indispensable para ir hacia su destino de pozo en pozo ligero de equipaje, y otra es la pobreza del que sufre hambre frío, soledad o sinsentido, nada de esto elegido por el, sino impuesto por la ignorancia de las propias capacidades, por la falta de cultura, eso que Uds. a veces dan por descontado, un esfuerzo de cientos de años que han hecho las mujeres y los hombres para superar la condición de la naturaleza que en principio es puro sobrevivir, y poder hacer algo por el puro gusto de hacerlo que es el sentido de la belleza y del arte, imitando en eso un poco a Dios que después de la creación descansa el séptimo día para gozar de su obra, porque una vida vivida siempre ocupada aunque sea cada día de su propio afán, sin detenerse a pensar en lo que se anda, ni reparar en su destinación no merece la pena ser vivida porque es igual a la de un zorzal que desde que sale del huevo lo único que hace es comer y cagar...
bueno por hoy,
German del Sol

Ourzazate, Mayo, 2006