martes, 22 de mayo de 2007

Al Caminar Se Abre Una Diagonal.

































Mezquita de Ibn Tulum



Aunque la planta de un edificio sea ortogonal,
y los pilares y arcos se repitan,
caminar es una experiencia diagonal,
entre el silencio de lo oscuro
y la luz atrapada en el color...
entre lo que se ve y se siente,
y los sueños que uno lleva consigo.

Porque es el esplendor de uno mismo
el que tiene que ser alcanzado
por una arquitectura
que desea ser fecunda.

GS